Proyecto de ordenanza para la regulación de tierras en Iguazú

Kevin Florentín ex Concejal de la UCR habló sobre el proyecto ordenanza para la regulación de tierras en Iguazú

El día de ayer informamos que el Departamento Ejecutivo Municipal remitió al Concejo Deliberante un proyecto ordenanza por el cual a través de este instrumento el municipio estaría habilitado, una vez que se apruebe el mismo, a la venta directa de tierras de propiedad privada municipal. Esto significa que los vecinos que están en los barrios de Santa Rita, Unión, Primavera, Nueva Iguazú y Villa Nueva podrán acceder al título de propiedad pagando el importe de la tierra a un valor fiscal.

Kevin Florentín Ex Concejal de la Unión Cívica Radical (UCR) se refirió sobre el proyecto ordenanza para la regulación de tierras en Iguazú, “en principio ya hay una ordenanza vigente 10/17 que autoriza la venta de tierras que es la que hicimos nosotros en el bloque de la UCR y fue aprobada, mediante la cual creo que se han enajenado propiedad privada municipal o lotes de carácter social y al menos 1000 lotes se que ya se entregaron y fueron adjudicados en carácter de compra-venta”, manifestó Florentín.

Y además agregó “lo que yo entendí de las entrevistas que he visto sobre este proyecto que ingresó al Concejo Deliberante es que lo que se está intentando es enajenar la zona de las 2000 hectáreas que ese es un problema grande porque son latifundios, grandes extensiones de tierra y cada propietario tiene amplias porciones”.

En relación a los barrios de las 2000 hectáreas que podrán acceder al título de propiedad expresó que “era uno de los temas pendientes que en su momento nosotros hicimos y pusimos énfasis en la situación social, es decir lotes sociales con medidas mínimas 10×30, 10×20 con algunas excepciones pero que apuntaban a la vivienda única y a que la gente pueda contar con un título de propiedad que le permita un montón de cosas como: acceder a créditos, tener esa estabilidad y la seguridad de tener su título, al mismo tiempo de que el Municipio pueda cobrar impuestos”.

Además Florentín manifestó que “la única forma de solucionar el tema de las 2000 hectáreas es partiendo de la realidad de dicha zona, manteniendo reuniones con los distintos sectores de las 2000 y desde ahí (de un proceso inductivo) realizar las normativas. Hay que hacer si o si lo que se llama un plan de urbanización o regulador que zonifique como está distribuido las 2000 hectáreas y establecer cuál va a ser la zona turística y cual va a ser la zona de explotación agrícola”.

Dejar un Comentario

Nombre o email opcionales.