Preocupa el impacto del chagas en las enfermedades cardíacas

 Preocupa el impacto del chagas en las enfermedades cardíacas

Especialistas del sector público y privado de la provincia y la región destacan que, en el NEA, es una de las causas que deriva en insuficiencia cardíaca

Aunque poco se menciona del impacto de la enfermedad de Chagas en las afecciones del corazón,  especialistas del sector público y privado destacan que, específicamente en esta región, es una de las causas que deriva en insuficiencia cardíaca.

“En nuestra región afectan e intervienen otras situaciones -además de la causa principal  como la isquémica -cuando hablamos de insuficiencia cardíaca. Por ejemplo: fiebre reumática (afecta las válvulas), enfermedad de Chagas, alcoholismo, desnutrición; hablando específicamente del NEA”, sostuvo en diálogo con El Territorio Eduardo Perna, jefe de la división de Insuficiencia Cardíaca e Hipertensión Pulmonar en el Instituto de Cardiología J.F. Cabral, Corrientes.

El especialista, que preside la Federación Argentina de Cardiología (FAC), hizo hincapié en la importancia de incorporar en los estudios de rutina la serología de  esta dolencia para visibilizar su impacto en la salud de la población. Su ponencia fue en el marco de una jornada sobre nuevos tratamientos para abordar la enfermedad, organizada por el laboratorio Boehringer Ingelheim, llevada a cabo en Buenos Aires, de la cual participó El Territorio.

En ese marco, fueron consultados además profesionales de la órbita provincial. “En nuestra región una causa a destacar es la enfermedad de Chagas que produce problemas tanto en el sistema de conducción cardíaco como así también en el músculo llevando finalmente a la insuficiencia cardíaca”, señaló José Lazarte, cardiólogo que se desempeña en el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, en Posadas.

Por su parte, Ariel Szyszko, miembro del servicio de Cardiología del Hospital Doctor Ramón Madariaga, indicó que “el síndrome de insuficiencia cardíaca, que es la incapacidad del corazón de bombear sangre a la demanda del cuerpo, tiene múltiples causas, por ejemplo el infarto de miocardio, hipertensión u otro tipo de enfermedades como la pericarditis, o enfermedades musculares como el chagas”.

La enfermedad de Chagas es una infección causada por un parásito llamado Trypanosoma cruzi y se transmite a través de insectos conocidos como vinchucas. Según el Ministerio de Salud de Nación, Misiones  es una de las jurisdicciones que registra presencia histórica del vector.

Otras causas

Los especialistas coincidieron en que Misiones se ajusta a los valores internacionales: la principal causa de insuficiencia cardíaca es isquémica, es decir, producto de la obstrucción de la arteria coronaria. “Esto, a su vez, ocurre por factores de riesgo que en general podemos controlar, como diabetes, tabaquismo, dislipemia, hipertensión arterial, etcétera. Otras causas son problemas valvulares (estenosis aórtica, insuficiencia mitral, etcétera) como así también virus que causan miocarditis o tóxicos que dilatan el corazón como el alcohol”, puntualizó Lazarte.

“Esta enfermedad en términos generales inicia con pocos síntomas (falta de aire al correr o caminar mucho), pero a medida que progresa y evoluciona sus síntomas pueden limitar totalmente la vida del paciente llevándolo a no poder realizar las tareas más cotidianas (dormir en posición recta, caminar algunos pasos), produce que las piernas se hinchen, los pacientes pueden perder el apetito, perder peso, e incluso en casos muy avanzados pueden tener síntomas aun estando sentados sin hacer ningún tipo de actividad”, desarrolló Lazarte.

En cuanto a los tratamientos, el especialista detalló: “El tratamiento de la insuficiencia cardíaca depende de la causa que lo provoque, en general tratamos de aconsejar sobre hábitos saludables (dieta, ejercicio, sueño reparador), medicamentos para tratar factores de riesgo (hipertensión, diabetes, problemas de colesterol) como así también medicamentos dirigidos a la insuficiencia cardíaca que permiten una mejor función del corazón”.

“Algunas causas son operables, como por ejemplo problemas valvulares (estenosis aórtica) o cuando las arterias coronarias están muy enfermas (enfermedad coronaria), en general estos casos se discuten entre un amplio equipo médico que en conjunto con la decisión personal del paciente busca la mejor alternativa para el mismo. Existen además dispositivos que pueden ayudar en casos extremos a que la función cardíaca mejore (resincronizadores). También algunos pacientes pueden requerir trasplanté cardíaco”, enumeró el espectro de posibilidades para mejorar la calidad de vida del paciente.

En cuanto a los indicios para solicitar una consulta médica, el cardiólogo Szyszko deslizó: “La hinchazón de ambos pies sobre todo a la tarde, eso es un signo de congestión; que el paciente al caminar o subir escaleras o hacer pequeños esfuerzos se canse más de lo normal; retención de líquido, frialdad en las extremidades. Son todos síntomas que pueden estar marcando una insuficiencia cardíaca”.

Asimismo, agregó: “Puede suceder a cualquier edad, hasta congénitas. Obviamente es mucho más frecuente en mayores de 60 años”.

Adhesión al tratamiento

“Una de las grandes limitaciones es que muchas veces los pacientes con este síndrome clínico necesitan tomar varios medicamentos (para la presión, la diabetes, si tienen colocado un stent, si tienen una arritmia). Esto muchas veces produce que al paciente le cueste cumplir con la medicación (problemas económicos, olvidos, falta de explicación sobre la importancia, etcétera) llevan a que la adherencia en muchos casos no sea la que buscamos”, reconoció Lazarte.

En ese sentido, Perna, especialista de Corrientes, encendió la alerta con un dato: “Si un paciente suspende el tratamiento más de 90 días en un año incrementa el riesgo de tener problemas. Es sumamente relevante transmitir la necesidad de mantener este tipo de terapias”.

“Hemos participado en muchísimos registros nacionales que incluyen a Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y la causa más frecuente de descompensación de los pacientes es en general o porque el paciente no cumple el tratamiento, en el 25 o 30% de los casos o porque abandona el tratamiento o deja la dieta. Y ese incumplimiento de esas recomendación es influye mucho en las descompensaciones”, subrayó.

La Anmat aprueba nuevo tratamiento

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprueba el uso de empagliflozina en adultos para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca crónica sintomática en todo el espectro de la fracción de eyección. Es el primer y único tratamiento autorizado para todos los adultos con insuficiencia cardiaca crónica sintomática.

La empagliflozina estaba autorizada en primera instancia para la diabetes y tras un estudio en casi 6 mil pacientes mostró una reducción del 21% en el riesgo relativo para la muerte cardiovascular u hospitalización por insuficiencia cardíaca.

Fuente: ElTerritorio

¿Qué opinión Tenes sobre esta nota?
+1
0
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0

Dejar un Comentario

Nombre o email opcionales.