La canasta básica aumento 4,6% en mayo y una familia tipo en Argentina necesitó más de $99.677 para no ser pobre, según el INDEC

 La canasta básica aumento 4,6% en mayo y una familia tipo en Argentina necesitó más de $99.677 para no ser pobre, según el INDEC

De acuerdo a estas cifras, la Canasta básica creció por debajo de la inflación de mayo, que fue del 5,1%, según confirmó días atrás el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que mide la línea de pobreza, subió un 4,6% en mayo, por debajo de la inflación general, por ende, una familia «tipo» (dos adultos y dos niños) necesitó en el quinto mes del año $99.677 para no ser considerada pobre, según informó el INDEC este martes. Vale aclarar que esta cifra no tiene en cuenta el gasto en alquiler.

Mientras tanto, la suba de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que determina la línea de indigencia: avanzó también un 4,6% en mayo. En consecuencia, una familia debió juntar como mínimo $44.498,60 para no caer en la indigencia.

La semana pasada, la inflación de mayo fue del 5,1%, desacelerándose respecto del 6% de abril y del 6,7% de marzo, pero manteniéndose en niveles muy elevados.

Según informó el INDEC, en los primeros cinco meses del año el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró una variación de 29,3%, para acumular un incremento de 60,7% en la comparación interanual: se trata del dato más alto desde enero de 1992.

 

Según el INDEC, la inflación de mayo se desaceleró y alcanzó un 5,1%

La inflación se desaceleró por segundo mes consecutivo, pero se mantuvo niveles elevados, al registrar un 5,1% durante mayo, según informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El índice de Precios al Consumidor acumuló así un incremento de 29,3% en lo que va de 2022 hasta mayo, y superó el 60% en los últimos 12 meses (60,7%).

El IPC de mayo fue impulsado por rubros como salud y transporte, y se ubicó levemente por debajo del proyectado por el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el Banco Central, que había calculado un 5,2%.

La inflación núcleo -que no tiene en cuenta ni precios regulados ni estacionales- se redujo de 6,7% hasta 5,2% mensual, ante menores tasas de aumento en rubros de alimentos, restaurantes, adquisición de vehículos, entre otros.

A nivel rubros, Alimentos y Bebidas no alcohólicas volvió a reducir su tasa de 5,9% en abril hasta 4,4% mensual, alcanzando el menor incremento registrado en 2022, tras anotar aumentos en febrero y marzo, cuando se dio el mayor impacto de los shocks de commodities por la sequía en Sudamérica y el conflicto bélico en Ucrania.

Los precios estacionales también redujeron su tasa de aumento, al pasar de 5,4% en abril, hasta 3,4% mensual, con caída en verduras, aumentos moderados en frutas, y menores incrementos en indumentaria.

En tanto, los precios regulados alcanzaron 5,7% mensual, con subas en prepagas, combustibles, tabaco, transporte público y servicios de electricidad y agua en el interior del país.

Ámbito

¿Qué opinión Tenes sobre esta nota?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Dejar un Comentario

Nombre o email opcionales.