En Iguazú, debatieron sobre estrategias para evitar el atropellamiento de la fauna silvestre

Autoridades del Estado provincial se reunieron en la Ciudad de las Cataratas para establecer estrategias de trabajo que solucionen la problemática del atropellamiento de animales en las rutas misioneras. El encuentro duró tres días y se realizó dentro del predio del Parque Nacional Iguazú.

Durante tres días, Puerto Iguazú fue sede del taller sobre atropellamiento de fauna silvestre, con el cual se buscó incorporar criterios de conservación de la biodiversidad en programas y políticas públicas, de forma transversal tanto en organismos del Estado provincial como nacional junto organizaciones del tercer sector.

Entre el 13 y el 15 de septiembre, las actividades se desarrollaron en el Centro de Visitantes Yvyrá Retá del Parque Nacional Iguazú.

Las autoridades que participaron del evento coincidieron en la necesidad y la importancia de articular acciones para poder abordar la problemática del atropellamiento de fauna silvestre, poniendo foco en las rutas que atraviesan áreas protegidas, principalmente las rutas nacionales 12 y 101 y la provincial 19.

En ese contexto, establecer criterios comunes toma una enorme relevancia en todos los estamentos de gobierno, desde el nacional  hasta los municipales, considerando que estos últimos son quienes están en contacto directo con los actores claves y la ciudadanía.

 

El taller se dio en el marco del proyecto que está implementando el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Nación en 6 provincias, entre las cuales se encuentra Misiones, con financiamiento del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF) y del  Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El proyecto tiene como socios estratégicos en la provincia al Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables, a la Dirección Provincial de Vialidad, a Vialidad Nacional (Distrito 15º) y a Parques Nacionales.

En las rutas misioneras hasta la fecha hay 33 pasafaunas implementados, de los cuales uno de ellos es un ecoducto situado en la ruta nacional 101, que está en uso desde hace 14 años. Además se proyecta la construcción de dos estructuras más, de similares características, en la provincial 19.

En esa misma línea, en las zonas protegidas que coinciden con la traza de rutas pavimentadas, hay señalización que advierte sobre el paso de animales e informa que la velocidad máxima para circular en ese tramo es de 60 kilómetros por hora. Todas las medidas de mitigación que buscan restablecer la conectividad ecológica y evitar atropellamientos derivados del exceso de velocidad.

¿Qué opinión Tenes sobre esta nota?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Dejar un Comentario

Nombre o email opcionales.