El equilibrio entre la experiencia y el cambio es el reto para el 2021

Así lo indicó Saxa Stefani Psicólogo, quien realizó un resumen en Radio Yguazú Misiones de lo que dejó este 2020 en materia psicosocial y lo que podemos esperar para el siguiente año 2021.

“Lo que tenemos todos en claro es que el 2020 se va a estudiar por mucho tiempo en las escuelas y universidades del futuro porque ni siquiera las guerras mundiales han tenido un efecto tan profundo y extendido en nuestro planeta”, expresó Saxa.

Para poder revisar el año hay que hacer retrospectiva a algo que sucedía en el principio y que aún hoy se sigue discutiendo: la sacrosanta lucha entre salud y economía, las dos posturas que aparecieron ni bien comenzó la pandemia.

En la sanitaria o epidemiológica, se privilegiaba evidentemente a la salud y en la economía a la actividad comercial o al menos en apariencia.

Asimismo, explicó que “el enfoque que es exclusivamente sanitario y que abordaba un confinamiento, si se mira a medio y no solo a corto plazo, en realidad actúa muchos aspectos contra la salud de la población. Nosotros como especialistas sabemos que la pérdida del empleo y las crisis económicas tienen correlación muy directa, si bien hay muchos otros factores, en la salud mental que además termina siendo el tipo de enfermedad más cara a nivel personal, social, económica”.

Por otro lado, el enfoque puramente económico que tampoco logra entender correctamente que si se abre el comercio, si se expone la propagación de la pandemia también es un mal negocio porque cuando la gente tiene miedo de poder contagiarse, no sale y no consume.

“La pregunta que continúa es la siguiente: los dos enfoques son muy limitados , entonces ¿Qué hacemos?/¿Cuál es la solución?”, comentó Stefani.

A su vez, manifestó: “yo intente indagar un poco con estos temas en mi columna mensual, donde escribía sobre el tema del punto de equilibrio, no se trata de un enfoque ni el otro sino hacer complementar los dos y esto requiere mucha cintura política y científica”.

Para pensar un poco qué es lo que se puede esperar para el 2021, se refirió al tema de las ilusiones, que el escenario post pandemia lo que iba a ser sin dudas es hacer caer tres ilusiones.

Por un lado, la ilusión de la territorialidad: sabemos que el mundo está muy globalizado pero realmente es que con esta pandemia eso tomó un nivel y una significancia espectacular, ya perdimos la noción del territorio, es todo un fenómeno global, entonces todo está interconectado.

La ilusión de la estabilidad: todo el mundo se volvió muy consciente de que no hay estabilidad. El ser humano tiende a naturalizar la situación en la que vive, damos por sentado cosas que en realidad no deberíamos y esto sucede en todos los ámbitos desde lo científico, sanitario, económico, no tenemos estabilidad y esto que nos genera mucha ansiedad, el estar muy fijo, rígido, nos ha obligado a prepararnos de otra manera, a ser flexibles y más adaptativos.

Por último, la ilusión de la individualidad: se ha caído la idea de que se puede solo, ni poseemos toda la información, ni el saber, ni la capacidad para solucionar los problemas que presentamos necesitamos al otro, ya sea a nivel personal, grupal. Lo que les sucede al entorno, nos sucede a nosotros, nos afecta directamente.

Para finalizar, manifestó: “la pandemia nos puso a todos en un lugar de cambios y de creatividad, después está como respondemos.  Sin dudas vamos a tener un 2021 con muchos problemas para enfrentar, lo que sí aparece con mucha claridad son los cambios que nosotros necesitamos realizar”.

 “El equilibrio entre la experiencia y el cambio es el reto para el 2021”, concluyó el Psicólogo. 

¿Qué opinión tenés sobre esta nota?
  • Me gusta 
  • Me da alegría 
  • Me da bronca 
  • No me gusta 
  • Me da tristeza 

Dejar un Comentario

Nombre o email opcionales.