Con la pandemia, creció en Misiones la cantidad de electrodependientes

 Con la pandemia, creció en Misiones la cantidad de electrodependientes

Hay 202 misioneros que dependen de la energía para vivir. Junto a obras sociales están en busca de pacientes con secuelas de Covid-19 para sumarlos al programa

Según el último registro de Energía de Misiones (Emsa) y Salud Pública, en la actualidad hay 202 pacientes electrodependientes en la provincia. Se trata de personas que requieren de un suministro eléctrico constante y en niveles de tensión adecuados para alimentar el equipamiento que, por prescripción médica, les resulta imprescindible para vivir. Las principales localidades que tienen personas en esta condición son Posadas con 139, Garupá con 21 y Puerto Iguazú y San Javier con seis pacientes cada una que precisan de la energía para vivir.

El resto de las personas se distribuyen en nueve municipios.

En Misiones, desde junio de 2017 los usuarios electrodependientes tienen energía eléctrica gratuita y permanente en su domicilio tras la adhesión de la provincia a la Ley 27.351. Con ese instrumento legal se reconoce la gratuidad en los componentes de facturación del servicio de provisión de energía eléctrica a usuarios registrados como electrodependientes.

La norma sancionada en la provincia estableció además que es la autoridad de aplicación el Ministerio de Salud Pública de Misiones.

Sergio Rodríguez, gerente de Responsabilidad Social de Energía de Misiones dialogó con Acá Te Lo Contamos por Radioactiva 100.7 para comentar cómo se trabaja al respecto.

“Los electrodependientes no surgieron recién en el año 2018, sino que era un universo de personas que se visibilizó a partir del aumento tarifario que hubo en esa época en el país. Se sancionó primero la ley a nivel nacional y después invitan a las provincias a que hagan lo propio, nosotros empezamos a trabajar con todas esas familias que ya la teníamos identificadas”, explicó al tiempo que agregó que para ese entonces muchos “ya se habían acercado a la compañía por una cuestión tarifaria, para que no se le corte el servicio”.

Rodríguez expresó que los principales insumos que requieren estas personas para subsistir son el concentrador de oxígeno, bombas de alimentación continua y equipos para diálisis peritoneal domiciliarias.

Pero también señaló que se dio un incremento en el uso de respiradores a causa del Covid-19.

“Actualmente aumentó el uso de los concentradores de oxígeno principalmente por las secuelas de la pandemia. Estamos haciendo un trabajo de detección de estos casos con las obras sociales y los centros asistenciales porque si la persona no recurre a nuestra compañía a pedir la inscripción en el registro, nosotros no tenemos cómo saber que en ese hogar surgió una situación de electrodependencia”, contó.

Por otra parte comentó que además de acompañar la gestión de la inscripción al registro, también buscan desarrollar otras acciones complementarias como estableciendo redes y derivaciones para una intervención conjunta con otras instituciones del Estado.

Luego se refirió a cómo se realiza la inscripción al registro. “Para la inscripción nosotros tenemos en Misiones la oficina de la gerencia de Responsabilidad Social que tiene injerencia en todas estas cuestiones, otra opción es ir al Ministerio de Salud Pública, el trámite a distancia o si alguien no pertenece en nuestro servicio como las cooperativas deberían hacer el trámite por esa vía”, detalló Rodríguez.

Para obtener el beneficio, la persona debe acreditar su condición de salud a través de un médico y su correspondiente historia clínica.

“Hay que ser claro que la situación de electrodependencia la determina un profesional de la salud y no nosotros desde la empresa. Nosotros tenemos que hacer ese trabajo articulado con el Ministerio de Salud Pública y con los médicos”, detalló Rodríguez.

De esta manera, se trabaja articuladamente para garantizar derechos de estas familias, la identificación de la conexión en el sistema de gestión y reclamos para una pronta atención en caso de emergencias, el mejoramiento de las instalaciones eléctricas del hogar, el control e inspección de pérdidas internas y la asistencia técnica en uso de equipos eléctricos.

Cortes de luz

La ley nacional también detalla que a estos pacientes se les debe proveer un grupo electrógeno en casos de cortes en el suministro, pero no todas las provincias adhirieron a este componente de la ley y en el caso de Misiones optó por la gratuidad del servicio.

“Ellos tienen que solicitar un aparato que en lo posible tenga autonomía si se corta la luz, así el concentrador de oxígeno puede funcionar dos o tres horas más en caso de interrumpirse el servicio. En el caso de que los respiradores no tengan autonomía, deben contar con un tubo de oxígeno. En última instancia, si no lo tienen están registrados también en las redes de traslados de la provincia, llaman y rápidamente los retiran para asistirlos”, contó sobre cómo se aborda este punto.

“El tema del grupo electrógeno es algo un poco complejo también porque nosotros tuvimos algunas experiencias de familias que nos demandaban. Y para que el grupo electrógeno cumpla su función se necesitan instalaciones eléctricas domiciliarias acordes a ese equipo, una persona que sepa utilizarlo, se necesita también un tablero interno dentro de la vivienda que permita un corte cuando se va la luz y empieza a activarse el grupo electrógeno, un poco eso es lo que nos está demorando atender con grupos electrógeno a las viviendas”, sostuvo.

Por último, explicó que cada caso puntual es estudiado de manera puntual para realizar un análisis de la situación social, económica y de salud mediante visitas domiciliarias a las familias que tienen como convivientes un paciente electrodependiente, para determinar una propuesta de intervención.

Para ello cuentan con especialistas como trabajadores sociales, especialistas en políticas públicas, abogados, ingenieros y contadores, entre otros.

Lo puntos que marca la ley nacional

En el país, la ley 27.351 establece la gratuidad del servicio eléctrico para electrodependientes. El beneficio aplica a todo ciudadano inscripto en el Registro de Electrodependientes por Cuestiones de Salud (Recs). Además de obtener sin cargo la energía, el titular del servicio o uno de sus convivientes registrado, tendrá un medidor que deberá estar identificado. La situación debe ser confirmada por un profesional de la salud y será contemplada teniendo en cuenta la utilización equipamientos como: equipos relaciones al soporte de la ventilación invasiva y no invasiva; diálisis peritoneal automatizada domiciliaria o bomba de infusión continua, de alimentación enteral o parental.

Fuente: ElTerritorio

 

¿Qué opinión Tenes sobre esta nota?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Dejar un Comentario

Nombre o email opcionales.