¿Cómo funcionan los inhibidores alarmas para robar autos?

 ¿Cómo funcionan los inhibidores alarmas para robar autos?

Hablan los especialias. Consejos para prevenir estos robos. El funcionamiento de estas bandas.

En un megaoperativo que Investigaciones Criminales de la Policía realizó hoy diferentes puntos de la ciudad de Córdoba se desariculó una banda que robaba camioneta de alta gama. Entre los elemenros secuestrados había un aparato inhibidor de alarmas.

Hace tiempo que los delincuentes los usan. y no hay ciudad que se salve. El propietario del vehículo de manera casi automática, sin prestar mucha atención, aprieta el botón para cerrar el auto y activar la alarma, y se va tranquilo suponiendo que así deja todo seguro,  y que si intenan robar se activará  ese sonido tan fuerte y molesto que llamará la atención.

Pero no necesariamente ese así. Estos aparatos logran que aunque se crea la alarma se activó no fue así. Y en realidad no son ni aparatos sofisticados, ni complicados de conseguir. 

 

Uno de los aparatos secuestados en el operativo.

Lo que sucede con estos aparatos es que los delincuentes logran que el dueño de vehículo, aunque así lo crea porque aprietan el botón, no accionan la alarma ni el cierre centralizado.

Para esto los delincuentes tienen que estar cerca. “Tienen que estar a 30 o 50 metros máximo y poder ver a la víctima objetivo, así cuando aprieta el botón ellos activan el inhibidor. Utilizan un dispositivo que genera un ruido electrónico que interfiere la conexión del cierre centralizado y la llave, lo que inhibe la señal”, explica a Cronica.com.ar el licenciado en Seguridad Luis Vicat.

 

 

Asesinó a su ex cuñada y apuñaló a otros tres familiares: datos estremecedores de la autopsia

Salió a comprarle un test de embarazo a su esposa y apareció asesinado a balazos

 

En general los lugares elegidos por los delincuentes son los que cuentan con estacionamiento y avenidas donde la garantía del sonido o la confirmación del cierre es imperceptible, pero el propietario igual se va tranquilo. Y claro los delincuentes al poder abrir el auto sin forzarlo no llaman la atención de la gente que pueda estar en el lugar.

Y de ahí en más los robos varían el de máxima es llevarse el auto, pero muchas otras veces en realidad a aprovechan a robar lo que este adentro desde objetos de valor a documentación.

“Ocurre también que si dejaron las llaves de la casa y tienen la dirección porque figura en la cédula que también guardan en el auto, van a los domicilios. Otros, más sofisticados, copian las llaves y las devuelven al auto y dejan todo normal. Al cabo de algunos días entran a los domicilios y nadie entiende cómo hicieron Por eso es recomendable nunca dejar este tipo de cosas en  la guantera”, señala Vicat.

Claro que también podría pensarse que son unos aparatos muy sofisticados, pero no es así y se consiguen hasta de manera legal, el problema es lo que los delincuentes después hacen con ellos.

“Tienen forma de handy, en algunas redes de ventas es bastante fácil aunque hoy no tienen precio porque son importado. Lo que hace el ladrón es  cambiar la frecuencia y superponerla, espantarlas con la frecuencia de las alarmas. El ancho de banda es internacional y entre los delincuentes se difunde rápidamente. Alguien con conocimiento lo puede hacer“, afirma Vicat

Hay otros más caseros. Utilizan handy de venta libre, son bastante económicos, tiene una radio de frecuencia permitido, pero lo modifican y pueden cometer el delito“, agrega.

Bloquear la señal de telemando de un auto se hace con un inhibidor de frecuencia, antes se usa un aparatito para buscar la frecuencia no todos tienen la misma. Cuando se acciona aprietan un botón obtienen la frecuencia y la saturan. Entonces cando se usa el telemando ese aparato bloquea la señal y no deja que se cierre el auto, aunque se crea que si“, explica a Cronica.com.ar el especialista en Seguridad Martín Durán. 

“La forma de evitar ser víctima de estos robos es estar atentos. Cuando bajas del auto estar seguro que escuchaste la señal sonora o de luces. Pero lo mejor es con la mano asegurarse que la  puerta este cerrada“, agrega.

 

Legalmente solo lo pueden comprar las empresas de seguridad o los bancos. El problema es no es un aparato complicado de hacer, las personas con un poco concimento lo pueden armar”, señala.

Si lo único que tienen al ser agarrados  por la policía es un handy de venta libre. “No es delito. Por eso es importante del resto de los elementos con los que se pueda contar como cámaras de seguridad por ejemplo que  permitan ver el movimiento del delincuente”, agrega Vicat.

La clave, es una solamente: verificar que la puerta haya quedado efectivamente cerrada y no confiar a la distancia. Los dispositivos que compran los delincuentes generan un ruido en la conexión”, aconseja Vicat.

Como todas  las bandas, cada uno cumple su rol, pero en general el que maneja el inhibidor es solo uno, el que sabe hacerlo.

Fuente: Crónica 

¿Qué opinión Tenes sobre esta nota?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Dejar un Comentario

Nombre o email opcionales.