Brasil ya prueba tres vacunas contra el coronavirus

 Brasil ya prueba tres vacunas contra el coronavirus

El Gobierno de Bolsonaro da luz verde y ya hay tres vacunas a prueba en Brasil, foco de la pandemia

El Gobierno del presidente Jair Bolsonaro autorizó hoy a la farmacéutica estadounidense Pfizer en conjunto con la alemana BioNTech a realizar en voluntarios brasileños la prueba de una vacuna contra el coronavirus, mientras a nivel de la gestión sanitaria continúa subestimando los riesgos de la pandemia.

La decisión se suma a los ensayos iniciados hoy en la ciudad de San Pablo con la primera aplicación de la CoronaVac, de la farmacéutica privada china Sinovac Biotech, en una médica de 27 años, y otros que se realizan con la llamada vacuna de la Universidad de Oxford en sociedad con el laboratorio británico AstraZeneca.

La luz verde a la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech fue publicada en el Diario Oficial de la Unión por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

Anvisa ya había autorizado los ensayos a 9.000 brasileños de la vacuna de Sinovac, en virtud de un acuerdo entre la empresa y el estado de San Pablo para que la desarrolle el laboratorio público Instituto Butantan, la mayor fábrica estatal de vacunas de América Latina.

El otro ya está en marcha entre la Universidad de Oxford-AstraZeneca con la Universidad Federal de San Pablo (Unifesp), en virtud de un acuerdo con el ministro de Salud brasileño, general Eduardo Pazuello, patrocinado por la embajada del Reino Unido en Brasilia.

Brasil es el segundo país del mundo en cantidad de casos y muertes, con más de 80 mil fallecidos y registros superiores a 2,2 millones de infectados.

La autorización ratifica a Brasil como uno de los mercados más importantes de vacunas en la carrera global para encontrar la vacuna contra el coronavirus, enfermedad que contrajo el 7 de julio el presidente Jair Bolsonaro y, semanas después, dos de sus ministros, mientras otros dos miembros del gabinete ya están recuperados.

Pese del brote en el Gobierno, todos los días Bolsonaro y sus ministros siguen subestimando el peligro de la pandemia en el país y continúan defendiendo el uso de medicamentos sin resultados comprados para la Covid-19 y con efectos secundarios graves.

Los estudios de Pfizer serán realizados en el Centro Paulista de Investigación Clínica y el Instituto de Obras Sociales Hermana Dulce en el estado de Bahía.

En San Pablo, la vacuna china fue presentada hoy con toda pompa por una acción de marketing del gobernador Joao Doria, un presidenciable en 2022, que es un ex aliado electoral del presidente Bolsonaro.

Doria posó con la caja de la vacuna y estuvo presente cuando le aplicaron la CoronaVac al primero de los 9.000 brasileños que la recibirán en seis estados.

“Es un momento histórico en medio de días tan difíciles poder participar. Es una inyección de ánimo”, dijo Stefanía Porto, médica en el Hospital de Clínicas de San Pablo, el mayor de Latinoamérica.

En caso de éxito, el Instituto Butantan tendrá capacidad para producir la vacuna a inicios del año próximo, según el gobierno de San Pablo, y poder exportarla hacia Argentina y otros países de América Latina.

Fuente :  telam
¿Qué opinión Tenes sobre esta nota?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Dejar un Comentario

Nombre o email opcionales.